Siempre en mis recuerdos

Es curioso que antes siempre riñiéramos y ahora salvemos juntos el mundo.

Es curioso que antes hasta las fichas del dominó fueran las quietas figuras que soportaban nuestro mal genio cuando uno u otro perdíamos, y ahora no me imagine juegos sin tí.

Es curioso que antes no me atreviera a contarte mis secretos más íntimos y ahora sin embargo recurra a tí cuando peor estoy.

Es curioso que ahora que ya no estás, sin embargo, te sienta más cerca que nunca.

Porque no hay semana que pase que no sueñe contigo. Porque no hay semana que pase que no salvemos juntos, en sueños, el mundo. Porque no hay semana que pase en que no compartamos juegos. Porque no hay semana que en sueños no te cuente mis tristezas ni recurra a tí cuando me da el bajón. Porque no hay semana en que no te sienta al lado mía.

Hoy hace 11 años. Once que ya no estás conmigo de día. Once en que ahora siempre estás permanentemente de noche conmigo. Once, y cada día que pasa te echo más de menos. ¡ Te quiero, papá !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *